Agustín Barreiro a Hispano

El juvenil, ex Boca Juniors con destacada participación en la última temporada de Liga de Desarrollo, e integrante de la selección Argentina U21, llega al equipo Santacruceño tras la cesión a préstamo por parte del club Xeneize.

Tras la llegada del jugador, desde la institución Celeste destacaron y agradecieron la cesión del jugador que se da en el marco de «la excelente relación de amistad y mutua colaboración que tenemos con Boca y su dirigencia»

Se confirmó el Cuerpo Técnico de Bianchelli

Desde la dirigencia de la institución confirmaron la contratación de Federico Corbaz como Asistente Técnico del entrenador Mar Platense. 

Corbaz fue asistente de Edgardo Kogan (entrenador de la Selección de Uruguay) y trabajó con las divisiones formativas de Quilmes entre otras experiencias previas a Hispano

Un referente Celeste como Asistente Técnico 

José Luis Garcia, ex jugador, entrenador de divisiones formativas y ligado históricamente a la Institución, fue confirmado por la dirigencia como 2do ayudante técnico de Bianchelli. 

Garcia formó parte del cuerpo técnico de Bernardo Murphy con el que Hispano lograra el histórico ascenso a la Liga Nacional de Básquet. Desde muy joven ligado a la actividad cotidiana del club de Rio Gallegos, buscará, además de su valioso aporte profesional, el plus de sentido de pertenencia para encarar la nuevo edición de la Liga 2019/20.

Fuente: Hispano Basquet Prensa 

Jamaal Levy sigue en Bahía

Jamaal Levy continuará la próxima temporada en la organización. Este será el quinto año consecutivo para el alero en el club.

“Weber Bahía Basket significa mucho para mí, porque pase por muchas etapas de mi vida en este club y en esta ciudad. Seguir formando parte del equipo y que tanto Pepe Sánchez como todo el nuevo staff técnico sigan confiando en mi profesionalismo, es una responsabilidad grande y una alegría enorme”, dijo Jamaal.

El panameño, tuvo una buena temporada 2018/19 al promediar 8.2 puntos, 6.5 rebotes y 1.9 asistencias por encuentro. Además, consiguió 40 recuperos en sus 39 partidos disputados.

“Estoy en el lugar que quiero y voy a hacer mi mejor esfuerzo para que todos tengamos una excelente temporada”, completó.

Por su parte, el plantel se encuentra realizando sus primeros trabajos de pretemporada en el Dow Center.

Fuente: Prensa Bahía Basket

Marín se suma a Ferro

El alero Federico Marín acordó su llegada a Ferro para la temporada 2019/20 de la Liga Nacional de Básquetbol. El ex Estudiantes se suma a Orresta, Massarelli, Spano y Thomas.

El bonaerense de 37 años inició su carrera profesional en Estudiantes de Olavarría (bicampeón),pasó por el basquet italiano y viene de jugar en La Unión de Formosa en donde promedió  8.9 puntos, 3 rebotes y 1.9 asistencias.

Ferro fichó a Thomas

Erik Thomas se sumará al equipo de Hernán Laginestra de cara a la temporada 2019/20. El jugador nació en Paraná el 16 de enero de 1995, se desempeña como alero o ala-pívot y mide 1,96 mts.

Su padre James Thomas, fue campeón con Oeste en 1989, cuando Ferro le ganó a Atenas las finales, bajo la conducción de León Najnudel, para lograr su tercer y última Liga. 

Erick viene de jugar en Libertad de Sunchales donde tuvo un promedio de 12.2 puntos, 6.6 rebotes y 1.7 asistencias de un total de 33 partidos desde enero hasta mayo, cuando su equipo cayó 3-2 en octavos de final ante Comunicaciones. El otro equipo argentino donde jugó fue Regatas de Corrientes desde el 2017 hasta el Súper 20 del año pasado.

Además, el paranaense ya formó parte de la Selección juvenil Argentina (U17) aunque se formó en Estados Unidos y llegó a jugar en la Universidad de Nueva Orleans.

Thomas se sumará a Sebastián Orresta, Tomás Spano y Luciano Massarelli.

Informe: Prensa Ferro Foto: La Liga Contenidos Movistar

“No esperaba rendir así”

El jugador de Ferro, Luciano Massarelli, se encuentra en Bahía Blanca entrenando con la Selección Argentina. En unos días viajará a Lima, donde competirá en los Juegos Panamericanos en la disciplina del 3×3. Charlamos con el atleta acerca del pasado, presente y futuro en Ferro.

-¿Cómo viviste la última temporada?

-La temporada fue rara para mí. Empecé mirando los partidos de afuera, no sabía cuándo iba a volver, cómo iba a volver, tenía dolores en la rodilla; al principio fue todo incertidumbre. Yo tenía ese temor sobre si iba a volver bien, si iba a poder jugar, hubo momentos donde la rodilla dolía, incluso seis meses después de la operación. Ahí fue el momento donde el kinesiólogo Juan Ferraro y el preparador físico Patricio Pallares me tranquilizaban, me decían que iba a estar bien y le seguíamos metiendo a la recuperación. Cuando volví fui tomando ritmo de a poco, mis compañeros y Hernán (Laginestra) me ayudaron muchísimo en ese aspecto. Pato y Juan hicieron un trabajo excelente en sus áreas y eso me ayudó mucho, todo lo que jugué después es un mucho parte de ellos también, de todo el cuerpo técnico.

Además acotó: “El partido contra Quimsa (25/3/19) hice un click”. Esa noche Lucho jugó 19 minutos, hizo 13 puntos, bajó tres rebotes y dio tres asistencias. “Esa noche me sentí con mucha confianza, empecé a encarar mejor al aro, tomando tiros, y desde ahí le metí más duro que nunca al sentirme más cómodo de lo que venía sintiéndome”.  

-¿Pensaste que ibas a volver de esa manera y rendir así?

-No esperaba rendir así. En los partidos de Playoffs me sentí muy cómodo, jugué muchos minutos, la rodilla respondió bien, tuve confianza. Yo había pensado que el primer año iba a volver y ayudar al equipo, pero de otra manera, quizás con menos minutos, o de otra forma, pero pude responder bastante mejor de lo que esperaba.

-¿Cómo vivís el presente siendo parte del Juego de Las Estrellas el fin de semana pasado y ahora entrenando con la Selección para el 3×3 en los Juegos Panamericanos?

-Estoy muy contento, estar en el Juego de las Estrellas, y ahora entrenando en el 3×3 para los Juegos Panamericanos me hace muy feliz. En cualquier disciplina, representar al país, en un Juego Panamericano, con chance de tener medalla, y de clasificar a un Juego Olímpico, no es algo que les pasa a muchos deportistas. Después de todo lo que me pasó, yo llegué a pensar en no jugar más, con la duda de si la rodilla iba a responder, así que ahora es todo alegría, disfruto de todo el sacrificio que hice y que voy tener que seguir haciendo.

“Vestir la camiseta de la Selección es único, yo tuve la suerte de estar en selecciones menores, jugar un torneo internacional, compararte con jugadores de otros países. Un deportista aspira jugar un torneo de este nivel para su país, jugar un mundial, es algo que busca. Esta experiencia, ya competir en ella, es algo singular. Los juegos Panamericanos tienen mucha relevancia, compartir la Villa Olímpica con todos los deportistas argentinos, va a ser una linda experiencia” dijo el escolta al volver a ponerse la celeste y blanca.  

-¿Cómo se están preparando?, ¿Cómo te llevás con tus compañeros?

-Llegamos a Bahía Blanca el miércoles y esa misma tarde entrenamos enfocados en la disciplina del 3×3, con sus normas diferentes a lo que es el básquet habitual: cambian las reglas, el tiempo de posesión, la dinámica de juego, las anotaciones. Es muy intenso, no me lo esperaba, estás todo el tiempo atacando y defendiendo, no hay pausas, eso está bueno. Con mis compañeros me llevo muy bien, a Nico Romano y a Fer Zurbriggen ya los conocía de jugar contra ellos en La Liga, y a Fausto Ruesga lo conocí en la concentración. Juan Gatti, el entrenador, nos dijo que la química de equipo en un torneo de estas características, tan corto, es primordial, y eso va a ser muy importante a la hora de jugar.

Sobre lo que se viene a partir de agosto, una vez que Ferro empiece la pretemporada, Lucho dijo: “Quisiera formar un equipo como el del año pasado en la parte humana. Basquetbolísticamente tendremos que afrontar dos competencias muy duras como la Liga Nacional y la Copa Sudamericana, así que vamos a trabajar duro para dar lo mejor de nosotros en cada torneo”.

La Selección Argentina de 3×3 debutará el 27 de julio. Ese día jugará ante Puerto Rico y luego con Venezuela. El domingo 28 jugarán ante República Dominicana, Estados Unidos y Brasil en lo que es la fase regular del torneo que se llevará a cabo en Lima.

Informe: Prensa Ferro 

Hernán Laginestra continúa en Ferro

Tras el tercer puesto en la última edición de La Liga Nacional, la dirigencia de Ferro decidió que el técnico Hernán Laginestra, quien asumió en marzo del año pasado, continúe al frente del equipo profesional de básquet durante la temporada 2019/20.

Hernán tuvo un gran año, arrancó bien en el Súper 20, y cerró una excelente temporada llegando hasta las semifinales de La Liga Nacional; además, consiguió la clasificación a un torneo internacional. En el certamen más importante del año disputó 51 partidos, donde ganó 30 y perdió 21. Su asistente continuará siendo Federico Fernández, quien ya lo acompañó en el reciente campeonato.

Laginestra viajó a Estados Unidos para participar de la Segunda Edición del Showcase organizado por La Liga Nacional. El mismo se llevará a cabo en Las Vegas, donde técnicos del país podrán ver jugadores foráneos, evaluarlos, y decidir si contratarlos para sus equipos.

Informe: Prensa Ferro 

Balance y confirmaciones en Ferro

Esta temporada quedará en el recuerdo de muchos y las razones son varias, cada uno tendrá la suya, pero este Ferro, que venía de sortear una serie en quinto partido para no descender ante Salta Básket, se metió en semis de La Liga. Los que siguen, y la palabra de los protagonistas.

El año pasado se cumplieron con creces las expectativas de los dirigentes y de los hinchas, de propios y ajenos; sorprendió a todo el mundo de la naranja, y se ganó el respeto de todos a base de trabajo y actitud, por sólo citar dos de los adjetivos que tuvo el equipo que dirigió Hernán Laginestra.

La pretemporada comenzó temprano con un puñado de jugadores mayores: Orresta, Fierro y Massarelli, que se sumaron a los que habían quedado del año anterior Hernández y Cosolito, aunque Lucho Massarelli trabajaba de manera diferenciada para recuperarse de su lesión. Completaban el plantel los U23 que ya tienen muchos minutos, e importantes, en Liga: Spano, Gramajo y Gusmao, y juveniles como Bruno Canis, Marcos Helman, Laureano Legaria, Ignacio González e Ignacio Varisco. Los “pibes” se pusieron a la par de los “grandes” para que estos pudieran entrenar con equipo completo, y bajo la supervisión del coach Hernán Laginestra, se sucedía la parte más fuerte de la pretemporada a cargo del preparador físico Patricio Pallares. Se probó a un brasilero que no quedó, y el equipo, antes del Súper 20, cruzó el charco para jugar la Copa Biguá. Diez jugadores, cuatro mayores, Gramajo como figura en la final ante el local, salieron campeones al derrotar a Biguá 82 a 60 en este cuadrangular amistoso. Fue esta tal vez la primera prueba de carácter, tal vez no, pero Oeste continuó trabajando en silencio ante el debut en el torneo local.

Ya en la competencia oficial, Ferro integró el Grupo C junto a San Lorenzo, Boca, Obras Sanitarias e Hispano Americano, el Súper 20 comenzó en septiembre del 2018. En la fase de grupos ganó cuatro y perdió cuatro, ya en las últimas fechas con Holloway y Mitchell que llegaron a mitad de octubre. Clasificó a octavos donde pasó a Gimnasia y Esgrima Comodoro Rivadavia 2-0 (75-65 y 73-62) y llegó hasta cuartos de final donde quedó afuera ante San Lorenzo (96-92 y 100-77). El equipo fue creciendo, empezó a rendir, y los extranjeros, criticados en el principio, se acoplaron de gran manera, quedándose hasta el final de la temporada.

Comenzó La Liga Nacional, un campeonato muy largo, con muchos viajes, con un equipo que le saca varias cabezas al resto, pero Ferro tenía la base. Tres de las claves de este grupo fueron: la preparación física, siendo el equipo con menos lesionados a lo largo de diez meses; no haber cambiado de foráneos desde mitad del Súper 20 hasta las semifinales; y la solidaridad en el plantel, tanto en la cancha como en el vestuario. Esta homogeneidad entre los jugadores que ya estaban en el club, los nuevos y los juveniles (se sumaron Bettiga y Mazza) hizo que fuera más fácil sortear tantas horas de entrenamiento y viajes, que Oeste llegara a ser escolta de San Lorenzo por varias semanas entre febrero y marzo. Justamente en febrero, después de diez meses de su operación y más de seis de trabajo junto a el Kinesiólogo Juan Manuel Ferraro y el profe Patricio Pallares, debutó en Oeste el escolta Luciano Massarelli y el equipo pasó de tener dos fichas mayores menos a una; además de tener una mayor rotación. De ahí en más Ferro no bajó de la séptima posición, el equipo obtenía respeto de los rivales, sabían que era un duro contrincante, con una fuerte defensa, con un estratega sentado en el banco, y como consecuencia, consiguió muchos triunfos de visitante (9 sobre 19 disputados). Pero además, el Verde tuvo solamente dos equipos que ganaron más partidos que él: San Lorenzo e Instituto, hoy finalistas de La Liga; y por si fuera poco, el plantel que dirige Hernán Laginestra, fue uno de los dos equipos al que menos le convirtieron puntos a los largo de las 38 fechas de Fase Regular. El trabajo del asistente técnico Federico Fernández, también fue muy importante: siempre presente, analizando a los rivales, dando las indicaciones para los extranjeros, y aunque esta tarea suele pasar desapercibida, fue fundamental para que Ferro llegase hasta donde llegó.

Oeste se clasificó a los Playoffs muchas jornadas antes del final, y si bien podría haber quedado segundo (se definieron las posiciones en la última fecha), quedó quinto con un récord de 23 partidos ganados y 15 derrotas, misma cantidad que Gimnasia y Comunicaciones (3° y 4°) pero el desempate los favorecía a ellos. En octavos se enfrentó a Quimsa, Campeón del Súper 20, un equipo con jugadores de buena mano, que serían estrellas en cualquier equipo. Ferro ganó de manera contundente los dos juegos en Caballito (90-63 y 107-87) y parecía que avanzaría fácil pero todavía debía ir a jugar a Santiago del Estero. En el tercero ganó el local 83 a 77, pero Oeste lo liquidó en el cuarto 83-77 y ganó la serie. Después de 22 años, volvió a ganar una serie de Playoffs de La Liga Nacional y se metió entre los mejores ocho de la competencia, pero no se conformó con eso y fue por más. 

En la siguiente instancia se enfrentó a Comunicaciones, equipo que dirigía el ex técnico del Verdolaga Ariel Rearte, y que en fase regular le fue difícil enfrentar. Ante la desventaja de localía, Oeste fue a Mercedes para los juegos uno y dos. En el debut cayó 96 a 77, una amplia diferencia, pero que no aminoró las ganas y el corazón de este equipo, al contrario, estudiaron los errores y salieron a comerse la cancha 48 horas después. Oeste ganó el segundo juego 86 a 56, no dejó duda alguna, revirtió la localía, y se mudó a Caballito. Volvió a ganar por buena ventaja, 87-66, pero no pudo en el Etchart dos días después (80-85), y la serie fue a un quinto partido. El encuentro tuvo idas y vueltas, y aunque haber llegado a esa instancia ya era un premio al trabajo del año, estos pibes querían más. Un triple del base silencioso, Sebastián Orresta, luchador como pocos, puso a Ferro al frente por dos a falta de 1:46 y los hinchas, que sufrían vía streaming desde Caballito, respiraron un poco, hasta el final, cuando Mitchell, con un doble, puso el resultado final 72-69 para Ferro. El equipo había conseguido el pase a semifinales. 

El pasar a Comunicaciones significó estar entre los cuatro mejores equipos del país, el fruto de todo un año de trabajo; desde la elección de los jugadores por parte del técnico y dirigentes, la planificación de la pretemporada, viajes, y el desarrollo de cada uno de los partidos. Ferro se metió en semifinales después de 22 años y en Caballito sólo se respiraba orgullo. Dirigentes que le pusieron el pecho ante las peores situaciones del club, un deporte que descendió, que vendió plaza, que llegó a jugar en la B de Capital (quinta categoría) y que poco a poco fue resurgiendo. Pasaron muchos nombres, muchos técnicos, jugadores, cada uno aportó su granito de arena para que Oeste volviera a estar en los primeros planos de La Liga Nacional. Llegó la semifinal, y con ella el rival más duro, al que nadie quiere enfrentar, un San Lorenzo que desde que volvió a La Liga se quedó con todas. Ferro no se achicó, de hecho, en el año, le había propiciado la mayor derrota en su corta historia de La Liga Nacional. El primer encuentro en Boedo fue 96-78 para El Ciclón. En el segundo, tras un adverso primer cuarto 28-9, este equipo, que luchó siempre hasta el final, remontó esos 19 puntos, y aunque ganó el resto de los cuartos, sobre el final lo ganó San Lorenzo 86-83.

Llegaron los partidos de local y el Etchart fue una fiesta: la gente colmó las tribunas y no era para menos, le querían devolver al equipo lo que ellos le habían dado y así fue. El encuentro fue digno de la instancia que se estaba jugando, un cuarto para Ferro (20-14), el segundo en empate (17-17), y el tercero para la visita (13-25). El último parcial fue para los de Laginestra, pero antes, hubo controversia. Con las cosas abajo por uno, Tomás Spano se fue hacía el aro y una tapa de Anthony no dejó que esa pelota besara la red. El árbitro Fabricio Vito revisó la jugada, declaró que fue “goaltending” y convalidó el doble, el más festejado de los últimos años en Caballito; la serie estaba 2-1. El cuarto juego significó la despedida, Oeste casi no pudo contar con Orresta (San Lorenzo sin Aguirre y Mata), el adversario fue de menor a mayor para llevarse el triunfo 77-55 y el pase a la final. Si bien todos querían otro triunfo en casa y llevar la serie a un quinto juego, se sabía de antemano que el oponente era difícil de vencer, y por eso, se alentó todo el partido y se despidió con aplausos, fue una temporada excepcional, que será recordada por mucho tiempo. Ferro finalizó 3°, volvió a jugar semifinales de La Liga y además clasificó a un torneo internacional.

El directivo, Pablo Trucco, habló acerca de la temporada que acaba de finalizar. “Ojalá podamos renovarle a todo el plantel», dijo.

-¿Cuál es el balance desde la Subcomisión?

-La campaña de Ferro fue sencillamente maravillosa. Si uno a principio de temporada planea, le da forma y piensa como quiere que sea el año; creo que se asemejaría mucho a la temporada que tuvimos: jugadores, cuerpo técnico, hinchas y dirigentes, todos encolumnados empujando para el mismo lado.

“La entrega que dio todo el equipo durante todo el año tuvo su reconocimiento, en la posición final y en la gente que lo demostró los dos últimos partidos, y sobre todo en el final del cuarto juego, fue algo muy emocionante. Pocos equipos logran eso, este equipo lo logró, sin dudas será uno de los equipos y años que quedarán en la historia del club. 

-¿Esperaban el estadio así?

-Esperaba que haya gente, pero la verdad que no me imaginaba tremendo marco y tanto aliento.

Este equipo se entregó al máximo, y eso la gente lo entiende enseguida, las imágenes de los últimos cinco minutos del partido final, quedarán por siempre grabadas en todos los que estuvimos en el Etchart. Fue espectacular el reconocimiento de la gente.

Del plantel que quedó tercero, tienen contrato vigente Sebastián Orresta, Luciano Massarelli, Tomás Spano e Iván Gramajo. Al consultarle sobre la conformación del plantel para la temporada que viene, Pablo Trucco nos dijo: “Ojalá podamos renovarle a todo el plantel, ellos y nosotros se lo merecen”.

Kevin Hernández, capitán del equipo también realizó su balance de la temporada: “La temporada fue hermosa por muchas cosas. La química del equipo fue distinta a la de otros años. Estuvimos recontra comprometidos, todo el tiempo uno atrás del otro, para alentarnos, peleando todos por lo mismo, si un compañero caía otro lo levantaba”. Sobre su rendimiento acotó: “Me hubiera gustado tener otro rol, con la llegada de Mitchell hubo que adaptarse. Terminé siendo un pívot defensor, a veces te toca adaptarte a las circunstancias, creo que se podría haber compartido más el protagonismo, más siendo tres pívots, pero todos estuvimos dispuestos a hacer lo que se necesitaba por el bien del equipo. Nunca hubo individualidades por encima de lo grupal”.

Mauro Cosolito, también dejó sus sensaciones tras finalizar el torneo: “En lo humano me llevo un grupo de amigos. Desde el primer día dimos todo por defender la camiseta de Ferro. Estoy contento, orgulloso de lo que se logró, hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance, creo que se notó, que la gente se identificó con el grupo, en el último partido ante San Lorenzo que alentó hasta el final. Además agregó: “Es muy pronto hablar sobre el futuro, ojalá me pueda quedar, pero lo tiene que hablar mi representante con el club”.

“Fue una temporada brillante en todo sentido, formamos un grupo excelente fuera y dentro de la cancha. Sumamos mucha confianza en el Súper 20, con cuatro nacionales mayores y después se sumaron Charles y Desmond, quedamos afuera con San Lorenzo para clasificar al cuadrangular final. En Liga Nacional fuimos avanzando, nos metimos entre los tres de arriba, hicimos un torneo brillante y en la última fecha quedamos quintos. Tuvimos un cruce durísimo con Quimsa, contra jugadores de Selección y pudimos ganar. Contra Comunicaciones estábamos con desventaja y logramos pasar. En el último esfuerzo contra San Lorenzo ya no teníamos piernas pero seguimos luchando. La temporada fue un desgaste terrible, jugamos con cinco mayores, tres U23 (Spano, Gramajo y Gusmao) que fueron mayores toda la temporada y le dieron muchísimo al equipo, estuvieron genial, a los juveniles agradecerles que estuvieron con nosotros todos los días. En lo individual fue de mis mejores temporadas, tuve un protagonismo que en otros equipos no tuve, a mis compañeros le pasó similar, asumimos ese protagonismo y llegamos a semifinales, quedamos terceros, clasificamos a una Copa Internacional, volvimos a dejar a Ferro, que es un histórico, en los primeros planos de La Liga Nacional,  se notó en el apoyo que tuvimos en las semifinales”, declaró el pívot Mariano Fierro.

Informe: Prensa Ferro Foto: La Liga Contenidos Movistar

San Lorenzo sacó boleto a la final

San Lorenzo derrotó a Ferro 77-55 y sacó el boleto a la final. Será la cuarta consecutiva con ventaja de campo. Vildoza con 20 y Sims con 17 fueron los goleadores. En el local Massarelli fue el máximo anotador con 19 puntos.

Ferro 55 (1) – San Lorenzo 77 (3)

El partido empezó con mucha intensidad y entrega de ambos equipos. La visita tomó la delantera, pero rápidamente, un triple de Massarelli y un doble de Mitchell pusieron las cosas 10-9. San Lorenzo corrió la cancha, pasó al frente y puso distancia de cuatro con un ágil Sims. La marca de la vista era dura y provocó casi tres minutos sin anotaciones del Verdolaga, mientras que los de García, sacaron una luz de cinco para cerrar el primer cuarto 13-18.

San Lorenzo imponía el ritmo de juego, un juego rápido que desconcertaba a la defensa del equipo de Laginestra. El partido era intenso, con mucha marca y pérdidas, en cinco minutos el parcial era tan sólo de 3 a 8. Oeste intentó con una doble base a través de Orresta y Spano para crear juego y frenar los avances del Ciclón que ganaba por once (17-28). Cuando Ferro se acercó a siete, Ramón Clemente, ex verdolaga, volvió a poner distancia de dos dígitos. Mitchell, goleador del local con 8, cerró las cosas 25-33 de cara al descanso lago. En la visita, Vildoza con 10 y Sims con 9 fueron los máximos anotadores de la primera etapa. Al local le costó encontrar buenos tiros y terminó con 28% en tiros de cancha.

En el segundo tiempo Ferro salió decidido, metió un parcial de 6-0 que encendió al público que colmó el Etchart, el tablero 31-33 pero enseguida Sims, con un tiro a distancia volvió a poner las cosas a cinco. La visita volvió a la carga, planchó la pelota desde la base y pero dio agresividad a sus ataques con un juego efectivo, un parcial 14-2 para ponerse 51 a 37 cuando quedaban dos minutos del final del tercero. Ferro remontó, pero no le alcanzó para acortar la diferencia que cerró en 13 (43 a 56).

En el inicio San Lorenzo llegó a sacar 18 gracias a un triple de Fjellerup, diferencia que se mantuvo hasta un tito de lejos de Massarelli cuando quedaban seis minutos. San Lorenzo seguía dominando el partido y llegó a ponerse 21 arriba (51-72). A Ferro ya no le alcanzaba el tiempo, y los cuervos seguían derechos al aro con triples de Sims y Calfani (dos cada uno) para no dejar ninguna duda. Ya sin tiempo para remontarlo, la visita cerró tranquilo el juego para llevarse el cuarto partido de la serie 77-55 y pasar a la final de La Liga Nacional.

Síntesis:

Ferro (55): Spano 0, Massarelli 19, Cosolito 8, Fierro 8, Mitchell 10(fi). Hernández 6, Gramajo 4, Holloway 0, Orresta 0. Dt: Hernán Laginestra.

San Lorenzo (77): Vildoza 20, Sims 17, Fjellerup 10, Meyinsse 7, Calfani 11(fi). Clemente 3, Tucker4, Anthony 5, Cardo 0. Dt: Gonzalo García.

Parciales: 13-18, 25-33 (12-15), 43-56 (18-23), 55-77( 12-21).
Árbitros: Pablo Estevez, Leandro Lezcano, Sebastián Moncloba.
Estadio: Héctor Etchart

Informe: Prensa Ferro Foto: La Liga Contenidos Movistar

«Se vivió un gran clima»

Ferro jugará el cuarto partido de la serie de semifinales de La Liga Nacional este domingo a las 21 ante San Lorenzo. Televisa DirecTV. Tomás Spano habló en la previa.

Una noche muy intensa pero con final feliz se vivió en Caballito por el juego tres. Oeste necesitaba ganar para tener una vida más y estirar la serie a un cuarto partido. El encuentro empezó friccionado, ambos equipos sabían que lo podían ganar desde la defensa y los jugadores ya se raspaban los codos. El primer cuarto fue para el local, pero luego las cosas se emparejaron para Ferro irse al entretiempo seis arriba. El partido fue gol a gol y nunca estuvo definido.

En el tercer cuarto San Lorenzo sacó ventaja, y por eso en el último Ferro tuvo que dar pelea. Corrió de atrás pero jamás bajó los brazos. En la mitad estaba ocho abajo, un triple de Massarelli lo puso a dos, y en la última, con la visita arriba por uno, Spano se fue hacía el aro, intentó convertir una bandeja pero Anthony la cacheteó en el camino. Se pidió la revisión de la jugada, con el clima caldeado y muchos nervios, con un equipo que quería seguir en esta Liga, y otro que quería el pase a la final. Finalmente, el árbitro Fabricio Vito revisó la jugada y le convalidó el doble a Tomás Spano con el que Ferro estiró la serie.

Tomás Spano, autor de siete puntos, todos en el último cuarto (jugó ocho minutos), habló sobre el tercer punto de la serie.

¿Qué sentiste al ver el Etchart lleno?

“Fue muy lindo jugar con la cancha así, se vivió un gran clima, fuera y dentro de la cancha”.

¿Volviste a ver la jugada del final?

“Sí, volví a ver la última jugada. Coincido con la decisión del árbitro. En el momento no pude precisar que pasó, si primero toca el tablero o la saca el jugador de San Lorenzo, porque fue muy fina la jugada”.

“Estoy disfrutando mucho el presente, contento de haber llegado a semifinales de La Liga Nacional y de lo que está viviendo el equipo” dijo además el oriundo de Chivilcoy.

Informe: Prensa Ferro Foto: La Liga Contenidos Movistar