CABB Mundial China 2019 Selecciones Mayores

Uno por uno

Una vez finalizado el torneo, la conclusión clara es que Argentina dio la talla para este Mundial y llegó lejos, tan lejos que solo perdió un juego y fue en la final. Ha sido claramente un excelente mundial del equipo argentino y deja como mensaje que la renovación se ha hecho y que este grupo seguirá dando alegrías.

SI bien lo mejor que mostró el grupo fue ser un gran equipo, en el análisis individual también encontramos picos muy altos.

Luis Scola:
El gran capitán tuvo un mundial fantástico más allá de la final. Con sus 39 años pareció rejuvenecido y hasta mejorando los números de torneos anteriores. Sin dudas, el jugador más determinante de la historia de nuestra selección. La frutilla del postre: una vez más estuvo en el quinteto ideal de un torneo de magnitud.

Facundo Campazzo:
El base cordobés quedó instalado junto a Ricky Rubio como los mejores bases del mundial. El actual jugador del Real Madrid tuvo un torneo fenomenal y el equipo jugó al ritmo que él imponía.

Gabriel Deck:
Decididamente sacó chapa de jugador internacional. El santiagueño tuvo muy buenos juegos. Fue el segundo goleador del equipo con 13.9 puntos de promedio y siempre le puso el cuerpo a los partidos.

Patricio Garino:
Otro que tuvo un mundial consagratorio. El marplatense tuvo actuaciones fenomenales y fue considerado el mejor defensor del Mundial. No es un dato menor.

Marcos Delía:
El de Saladillo dio un claro paso al frente en esta selección. Se raspó con internos más altos y de buena experiencia y se ganó los elogios. También tuvo un muy buen mundial.

Nicolás Laprovíttola:
SI bien tuvo alternancias de buenos partidos con otros no tan buenos, cuando tuvo que ser doble base con Campazzo, en general rindió y aportó puntos importantes.

Luca Vildoza:
Fue como tercer base pero poco a poco se convirtió en escolta alternativo y en la fase final del torneo aportó puntos muy importantes cuando tiraba de tres a la carrera. Gran mundial de Luca.

Nicolás Brussino:
Entró de titular casi todos los partidos. Quizás se esperaba un poco más de él, pero tampoco desentono. Por momentos aportó más en defensa que en ofensiva donde su tiro de tres es importante. De todas maneras, forma parte de la renovación.

Máximo Fjellerup:
El alero de San Lorenzo jugó probablemente más minutos de los que él mismo esperaba. Tuvo algunos momentos muy buenos en defensa en base a su potencia.

Tayavek Gallizzi:
Tenía claro cuál era su rol y lo cumplió claramente. Le dio minutos de descanso a los internos que más jugaban como Scola y Delía.

Agustín Caffaro:
Fue a adquirir experiencia y colaboró en los minutos que le tocó estar. Tiene buen futuro.

Lucio Redivo:
Fue el que menos jugó. Su posición en cancha fue ocupada mayoritariamente por Laprovíttola y Vildoza.

Sergio Hernández:
Decididamente el coach tuvo, junto a su cuerpo técnico, un mundial brillante. Planificron los partidos s la perfección y convencieron a sus jugadores que era lo que mejor podían hacer y se vio en cancha. Decididamente un cuerpo técnico fenomenal.

Foto: FIBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *