LNB

El color de una noche de básquet

Marcelo Tinelli, vicepresidente primero y emblema mediático de San Lorenzo, se dio una vuelta por el estadio de Obras en Núñez y observó esta noche el desempeño del equipo ‘azulgrana’ que se ilusiona con ser sensación en esta edición de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB).
En la previa del cotejo con Ferro, válido por la Conferencia Sur de la competencia, el empresario y animador televisivo, vestido con una campera y portando una gorra de color oscura, se sentó en una de las plateas del denominado ‘Templo del Rock’, acompañado por su hija Juana y uno de sus primos.
Tinelli siguió con atención las alternativas del encuentro e, incluso durante el primer cuarto, se animó a batir palmas, mientras la ‘Banda del Ciclón’ entonaba los primeros cantitos de un duelo bien futbolero.
Porque en esta renovada LNB con distintos clubes de AFA compitiendo, los simpatizantes del ‘Matador’ y del ‘Verde’ dijeron presente y hasta entrecruzaron algún que otro mensaje intimidatorio, pero sin demasiada persistencia. Por suerte.
Lejos del entusiasmo desbordante exhibido en el debut del martes pasado con Quimsa de Santiago del Estero (en donde hubo una concurrencia estimada en los 3.500 espectadores), los hinchas de San Lorenzo se ubicaron mayoritariamente en la Popular Este, que da espaldas al Río de la Plata.
Pero la parcialidad ‘azulgrana’ también copó buena parte de la platea Pullman, donde reposó la mayor cantidad de banderas: “Cuervos del Sur”, ‘Peña Lanús’, ‘Villa del Parque’, ‘3 de Febrero’ y ‘Don Orione’, entre otras.
Rougier-ZalazarTampoco faltó un personaje vestido con sotana, con una bufanda de color rojo y azul, con toda la intención de recrear los movimientos de un ‘falso’ Papa Francisco.
Los de Ferro, en una proporción interesante, poblaron la tribuna Sur, la que da espaldas a la calle Manuela Pedraza. Los simpatizantes de la entidad de Caballito hicieron gala, permanentemente, de los tres títulos que poseen en la Liga (1985, 1986 y 1989), además de enrostrarle a sus pares ocasionales el ya conocido ‘… de qué barrio sos, de qué barrio sos”
Así, los casi 2.500 asistentes le dieron al encuentro un clima de fervor, más propio de cancha, que de recinto basquetbolero. Algo que la LNB venía reclamando desde hace un tiempo.
Queda además como dato anecdótico, que Diego Rougier y Leonardo Zalazar fueron los árbitros que dirigieron en la vuelta a Ferrro a la LNB.
Fuente: Telam
Fotos. Ligate una Foto
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *