LNB

“Queremos conseguir el título”

Walter Herrmann, refuerzo estelar del San Lorenzo que participará de la próxima edición de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB), resaltó ayer que en su decisión de integrarse al equipo de Boedo incidió el llamado personal del vicepresidente del club, Marcelo Tinelli, quien le demostró “que el proyecto es importante”. 
“(Marcelo) Tinelli me llamó y me demostró que el proyecto es importante. Además, soy hincha de San Lorenzo, eso influyó también”, sostuvo el alero santafesino, de 36 años y oriundo de la ciudad de Venado Tuerto.
El campeón olímpico con el seleccionado argentino en Atenas 2004 comentó que cuando revistaba en el Flamengo brasileño, durante la última temporada, ya evaluaba la posibilidad de vestir la camiseta azulgrana.
“Lo charlaba con mi agente y cuando nos enteramos que existía la posibilidad de que San Lorenzo comprara plaza, ya me interesó”, indicó Herrmann, en el mano a mano que sostuvo con Télam.
El rubio que jugó la NBA para Charlotte Bobcats (2006-2007) y Detroit Pistons (2007-2009) deslizó que empezó a gustarle la chance de vivir en Buenos Aires.
“Vivir en la Capital siempre lo traté con respeto, por el hecho de ser de una ciudad del interior, por sentirme más cómodo en lugares más chicos”, explicó.
“Pero después de la experiencia de Río de Janeiro y de que uno se maneja en un radio cerca de donde entrena todas terminan siendo una ciudad más”, agregó el alero que será dirigido por Julio Lamas.
“Que Julio (Lamas) sea el entrenador, es una facilidad más para mí. Me conoce. Sabe que cuando me pongo a punto por ahí necesito un poquito más de tiempo porque las pretemporadas no son las mismas a los 22 años que a los 36. En ese sentido ayudó mucho”, expresó.
El hecho de que San Lorenzo regrese a la LNB después de tres décadas también genera una ilusión “diferente” al jugador.
“Todo el mundo tiene grandes expectativas. Por ahí ahora no nos damos cuenta porque estamos entrenando en la UADE (Universidad Argentina de la Empresa) y tenemos una cancha de lujo”, dijo.
Herrmann, sin embargo, resalta también que el grupo que se está armando “es importante” y que los refuerzos que llegaron “ponen un poco de cada uno” para paliar ciertas deficiencias estructurales como, por ejemplo, no tener aún definido en qué escenario actuará en condición de local.
“Todo pasa a ser secundario cuando hay un plantel en el que todo el mundo está dispuesto a ayudar”, remarcó.
“Nosotros, por nombres, queremos llegar al final de la temporada y, obviamente, conseguir el título. A veces la química se da rápido, a veces, tarda más. Igual todavía no nos entrenamos todos juntos y de a poco nos vamos a ir ensamblando”, prometió.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *