LNB

Gimnasia finalista de la Liga

El elenco de Gonzalo García venció a Quilmes por 68-59 y cerró la serie con un contundente 3-0. Se consagró campeón de la Conferencia Sur, clasificó a la Liga de las Américas y ahora espera por Quimsa o San Martín para chocar en la final de La Liga. Scala sumó 18 puntos, 4 rebotes y una asistencia.
En el primer cuarto Gimnasia arrancó de la mejor manera, primero en defensa, tapando dos intentos de Quilmes con un par de tapas de Federico Aguerre, a su vez  logrando en el contraataque sus propios tres puntos de la mano de Cavaco, tras ser bien asistido por De Los Santos. Pero luego apareció Cequeira, en duda en la previa por sufrir bronquitis, y demostró no estar afectado con doble y triple. El partido se mantuvo 5-5 y cayó en un pozo por tiros marrados y pérdidas de ambos equipos pasados los primeros seis minutos del cuarto.
Baxley fue víctima de la marca férrea de De Los Santos hasta que tras una falta pudo anotar su primer doble, que no logró festejar demasiado el local porque Gimnasia respondió con un triple de Cavaco. Sin embargo, gracias al buen ingreso del ex Mens Sana Diego Romero, que metió dos dobles y falta, Quilmes pudo irse arriba al menos por uno. El Cervecero ganó el primer cuarto 12-11.
Con el ingreso de Scala para acompañar a De Los Santos, Gimnasia aumentó su agresividad y salió con todo en el segundo cuarto, estableciendo un parcial de 6-0 de la mano justamente de los dos bases. Pero Quilmes no perdía la calma y se mantenía en partido con el manejo del experimentado Maciel y un triple de Baxley. Lo de Quilmes era más empuje y fricción, sobre todo con Baxley, que despertó para sumar; mientras que lo de Gimnasia era más lujoso, encontrando un nuevo triple de Cavaco o una buena jugada finalizada con bandeja de Guaita.
Cada uno con sus recursos mantenían la paridad en el partido a falta de tres minutos del 2C. Hasta que Gimnasia lastimó con un nuevo triple, esta vez de Schattmann, y una buena penetración de Scala para sacar diferencia de cinco. Sin embargo, el Verde también cometía muchos errores en ataque y llegó a tener diez pérdidas en todo el primer tiempo, dos de ellas aprovechadas por Quilmes en contrataques para (una vez más) conseguir acercarse y cerrar el cuarto uno abajo.
Tras el entretiempo, Quilmes salió con todo a la cancha. El comandante fue Baxley, quien desde el segundo cuarto había comenzado a resolver su marca: con seis puntos suyos Quilmes metió un parcial de 13-5. Sin embargo, en los minutos finales, Gimnasia puso quinta a fondo, con dos buenas intervenciones de Guaita, la primera para armar una cortina tapando a Vildoza y permitir que Scala meta de tres, y la segunda para encestar una bandeja en contrataque para que Gimnasia pasara al frente por 47-46. Restaba un cuarto a matar o morir para Quilmes.
En el último segmento el partido fue ataque por ataque, con Gimnasia intentando jugar con tranquilidad e inteligencia y Quilmes más agresivo pero con varias pérdidas. La experiencia de Rubén Wolkowyski no le daba frutos y entró Romero otra vez para ser importante con dos dobles. El visitante, aferrado a su plan de juego de manejar la pelota, jugar con las marcas y asistir al mejor posicionado para tirar, estaba consiguiendo su propósito. El Mens Sana durmió el partido durante algunos minutos y en el momento necesario apareció Scala (con un triple para sacar ventaja de cuatro) y en la jugada siguiente otro triple de Aguerre (a falta de un minuto) y un doble de Clancy, para liquidar el partido y terminar con las esperanzas del cervecero.
El plantel patagónico enhebró un partido con paciencia e inteligencia y consiguió lo que fue a buscar a Mar del Plata. Cerró la serie 3-0 ganando 68-59 y merecidamente es el Campeón de la Conferencia Sur, además de clasificar a la Liga de las Américas como ya lo había hecho a la Liga Sudamericana. Santiago Scala fue el mejor jugador  con 18 puntos en un equipo que con sólo siete jugadores en cancha demostró ser el mejor de todos. Ahora espera rival, entre Quimsa y San Martín, para definir el mejor de la Liga Nacional, aunque tendrá varios días para disfrutar de semejante alegría conseguida. El Sur existe y es verde esperanza.
Síntesis
Quilmes (59): Luis Cequeira 10, Walter Baxley 17, Maximiliano Maciel 7, Ivory Clark 4, Tayavek Gallizi 4 (FI); Lucas Ortiz 2, Luca Vildoza 4,  Federico Marín 0, Diego Romero 11  y Rubén Wolkowyski 0. DT: Leandro Ramella.
Gimnasia Indalo (68): Nicolás De Los Santos 5, Leonel Schattmann 8,  Diego Cavaco 12, Federico Aguerre 9, Samuel Clancy 8 (FI); Santiago Scala 18 y Diego Guaita 8. DT: Gonzalo García.
Parciales: 12-11, 30-31 (18-20), 47-48 (17-17) y 59-68 (12-20).
Árbitros: Alejandro Chiti, Daniel Rodrigo y Roberto Smith.
Estadio: Once Unidos (Mar del Plata).
Fuente: Prensa Gimnasia Indalo
Foto: Ligate una Foto
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *