CABB

Masiva renuncia en la CABB

Las renuncias de dirigentes encabezada por el presidente provisional, el chaqueño Ricardo Siri, abrió camino a la normalización de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB), que está «encaminándose entre la FIBA y la Secretaría de Deporte», indicó el titular de este organismo, Carlos Espínola.
Ricardo Siri (Chaco), Guillermo Lombardi (Buenos Aires), Fabián Borro (Capital) sigue, Vicente Castellano (secretario), Gerardo Montoya (tesorero), Sergio Gatti (protesorero), Otar Mascharavilli (vocal) y Mario Ontivero, vocal cordobés y hombre preferido por los jugadores para asumir la máxima responsabilidad en la CABB, fueron los que esta noche presentaron sus dimisiones.
En tanto, siguen en funciones Fabián Borro (vicepresidente segundo ahora a cargo del organismo), el entrerriano Carlos Álvarez (prosecretario), que está de gira con el seleccionado sub 17 que va a jugar el Mundial de Dubai del 8 al 17 de agosto y Rubén Martínez, que está de vacaciones en Nueva York y se sumará a esa delegación en Emiratos Árabes. Tampoco renunció el santafesino  Raúl Foradori.
A favor de evitar que una virtual intervención de la CABB propiciara que la FIBA, como es uso y costumbre, termine desafiliando a Argentina de cualquier competencia internacional, está el hecho de que el tucumano Horacio Muratore, justamente ex titular de Fiba Américas, asumirá como presidente de FIBA el 28 de agosto en Sevilla, donde el seleccionado albiceleste jugará el Mundial de España, durante el Congreso que se realizará en esa jornada y al día siguiente.
«Acá hay que dar dos pasos y el primero de ellos es el legal, que es el que se está llevando a cabo con todas las investigaciones que realiza la Inspección General de Justicia», explicó esta noche Espínola en diálogo con Télam.
«Y el otro es el venimos desarrollando desde la Secretaría de Deporte, hablando directamente con FIBA para normalizar el funcionamiento de la Confederación», precisó.
En la víspera también había renunciado el por entonces presidente electo de la CABB, el santiagueño Daniel Zanni, dejando así la conducción del organismo en manos de Siri, a quien le había ganado ajustadamente los comicios dispuestos tras el alejamiento del ex titular Germán Vaccaro, sospechado de actos de corrupción.
«Lo que hablamos con la FIBA es que se llegue a una normalización de la CABB. Y también tengo diálogo con Muratore», puntualizó Espínola.
«Los jugadores tienen el derecho a exigir que la CABB se normalice y lo que nosotros pretendemos es que la Generación Dorada tenga todas las condiciones necesarias para su participación en el Mundial», concluyó el secretario de Deporte.
La influencia de los jugadores del seleccionado argentino, encabezados por su capitán, Luis Scola, constituyó una de las claves para que la búsqueda de la normalización de la CABB cobrara un impulso decisivo en los últimos días.
Telam
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *